octubre 03, 2012

La familia se disuelve

Ya es tiempo, todo llega y nada es para siempre. Tres frases hechas que me vienen bien en este momento.
Hace más de tres años abrí este blog porque vivía (y vivo) en lo que en México llamamos "el quinto infierno". Una casa que cuando la elegimos me parecíó preciosa y que, en honor a la verdad, ahora que le he puesto tanto trabajo y tanto cariño y tantas plantas, me parece mucho más preciosa. El único (y gran) problema que tiene es que está lejos de todo, que para ir a cualquier sitio hay que ir en coche.  Como nunca fui capaz de homologar mis títulos y me empeñé en no trabajar de limpiadora o camarera (tonta que una es), resultó que mi casa tan preciosa a los dos años me hacía sentir confinada, muy sola.

Y tú dirás, "caramba penita, qué paciente... ¿dos años?" pues si, todo ese tiempo me tardé en sentir que me faltaba contacto con alguien mas. Y viviendo en un sitio como este, la solución se me presentó en forma de Blog... y poco a poco se me fue abriendo un mundo donde conocí mujeres maravillosas que hoy puedo llamar amigas y otras tan raras que parecían sujetos de estudio y otras tan fugaces que aun asi dejaron huella y otras tan distantes con las que no conseguí entablar comunicación y otras tan extrovertidas que no me atreví a trabar amistad con ellas, tímida que una es... pero todas llenaron un espacio vital de comunicación humana, me abrieron las ventanas de sus casas y me permitieron vislumbrar sus vidas, sus amores, sus desamores, sus historias, esa materia prima tan bella que me apasiona y que constituye lo cotidiano.

Yo les correspondí lo mejor que pude. Puse fotos mías, de mi manada, de mis amores presentes y pasados, de mi madre (ay Chata, nunca dejaste de hacerme falta!)... y de mi güera. Mi güera que fue el motivo para que yo dejara los montes y me viniera al mar, como diría Serrat...

Hoy en día mi güera sigue siendo rubia, pero no es más mi compañera de alma. Como en cualquier historia corriente de las que le suceden a la gente corriente como nosotras, el amor se desgastó, se diluyó y se nos fue entre los dedos sin que nos diéramos cuenta. Ella dio el paso de decírmelo... y yo doy el paso de irme.

Me vuelvo a México. No demoraré mucho, en cuanto salgan los papeles del divorcio que acabamos de presentar. Mi motivo para vivir en España ya no existe así que me voy con la música a otra parte. Otra vez mi vida en una maleta.

Voy cerrando círculos y hoy ha tocado cerrar este blog. Agradezco de verdad, de todo corazón a todas. No digo quiénes ni porqué para no dejarme a nadie, pero las que son, lo saben. Las quiero y no las perderé de vista... ¿quién sabe? igual y llegando allá abro otro blog que se llame: Historias de una lesbiana divorciada.

septiembre 02, 2012

1997. Persiana americana, banda sonora.

Comencé el año con cambios. Me habían ofrecido ir a trabajar a la "Mejor Universidad Privada de América Latina" (no me culpen por el autobombo, así se vendía) y ya de entrada me pagaban el triple que en la Secretaría de Educación del Estado de Nuevo León, donde trabajaba antes.

Entrar al sistema privado me generó un estrés muy difícil de manejar. Por mucho que siempre haya dicho que los famosos y los lujos no me impresionan, digamos que tenía menos confianza en mi desempeño que quienes me contrataron.

El caso es que comencé a llevar terapia en serio y una cosa lleva a la otra... comencé a reconocer que me sentía presa en la relación que tenía desde hacía casi ocho años con mi (dis)pareja y como además me había puesto a dieta y estaba más delgada que nunca en mi vida y tenía una edad fantástica (34 años)... pasó lo que tenía que pasar, que como diríamos en México, se me fueron las patas.

En ese tiempo había estado viviendo en mi casa un sobrino mío, el mayor de todos. Yo le llevo ocho años, así que él tenía 26 años. Él me presentó a su novia (de su misma edad) y ésta llevó a su mejor amiga P., a mi casa.

Fue el típico caso de ligue a domicilio. En cuanto la vi me di cuenta que era lesbiana aunque ella decía que no y que no... y cuando le preguntabas qué tipo de hombre le gustaba te decía que le gustaba John Malcovich (¿?).

Miradas iban y miradas volvían hasta que un día tuve un accidente en el que me di un golpe en la cabeza y el médico dijo que tenía que hacerme un "electroencefalograma con deprivación de sueño" y que tenía que pasarme toda la noche sin dormir. Mi (dis)pareja se declaró incompetente para mantenerse despierta y acompañarme así que le pedimos ayuda a P.

Cuando nos quedamos solas me soltó que al final se había dado cuenta que si era lesbiana y que le gustaban mucho las mujeres, específicamente las mujeres como yo. Recuerdo que sentí como si me hubieran sacado el aire... y desde luego se me quitaron las ganas de dormir, digamos que me despejé de golpe y porrazo.

Honestamente al principio pensé y dije que no, que yo tenía pareja, que no podía ser, que yo no era partidaria de andar poniéndole los cuernos a nadie... pero en cinco, cuatro, tres... tuve que reconocer que la relación estaba acabada y vivir una aventurita con P. me apetecía y mucho.

El recuerdo más agradable que tengo de esa etapa está asociado a esta canción (que ya tenía sus añitos en aquél entonces) porque antes de que mi (dis)pareja me dijera de qué mal me iba a morir  , diera por terminada la relación y comenzara su gloriosa etapa hiperchantajista, hubo un pequeño periodo en el que P. y yo coquetéabamos felizmente sin que pasara nada y yo ponía esta música para bailar mientras ella me veía...





Como suele suceder cuando una comienza una relación sin haber cerrado bien la anterior, el romance con P. fue breve y terminó mal, pero eso es otra historia.

agosto 31, 2012

Este momento

{este momento} - un ritual de Viernes. Una sola foto - sin palabras - la captura de un momento de la semana. Un simple momento especial, extraordinario. Un momento para hacer una pausa, disfrutar y recordar. {Inspirado por Soulemama, secundado por Farala y apoyado por unas y por otras} 


agosto 26, 2012

Dispersión

Estoy dispersa. Salto de la confección de un bolso a la redacción de dos o tres entradas, luego voy y leo algo, de allí a buscar música, enseguida a redactar una lista de pendientes  y de allí al bolso y vuelta a empezar desde cualquiera de los puntos mencionados o de otros que aquí ni recuerdo.

Toda esta dispersión y actividad es porque en el fondo hay algo de desazón.

Falta poco menos de dos meses para que cumpla cincuenta años. Loquillo lo explica muy bien en ese anuncio de Banco Sabadell (y ya es jodido que Loquillo explique lo que siento)...



"llega el momento en que vas y has cumplido cincuenta años y te han jodido"
Encima mis hermanitos Guillermo y Richard se han ido y me han dejado sola frente a la "madurez". Cada uno de ellos me dijo en algún momento que consideraban que yo era muy valiente y últimamente me ha dado por pensar si se habrán muerto porque tenían miedo a dejar de ser jóvenes. La verdad es que no se siente muy bonito que digamos.

Obviamente si no me esperaba llegar hasta aquí, tampoco me "preparé" para esta frontera imaginaria y real al mismo tiempo.

Para rematar veo a cincuenteñas que conozco tan aparentemente encantadas de la vida que me quedo aún más descolocada... ¿de verdad ninguna ha entrado en crisis frente al requetemaldito medio siglo?

Mamá simepre me dijo que la década de los cuarenta era la mejor edad de la mujer, cuando mejor se había sentido ella. A ver chata, ¿porqué no me dijiste nada de los cincuenta? No debí reírme de tí cuando me decías cosas como lo mucho que te afectaba que te salieran manchas en las manos.

Es tan difícil de expresar... lo que duele no es tanto el estar más cerca cada día de la vejez. Lo que duele es estar cada día un poquito más lejos de la juventud.

Vuelvo a la máquina de coser. Esto de pensar últimamente no me está haciendo demasiado bien.


Gracias Nosu

Menuda semanita de festejos en el pueblo de mi güera. Toro p'arriba, toro p'abajo y yo antitaurina... Bendito Internet. Hoy dije "no más" y me he refugiado en casita yo solita con un calor de justicia y mis chuchis. Y ¿qué hace una cuando su mujercita está disfrutando su tiempo libre con sus amigas en el pueblo y se prepara para "La carrera especial"? (dícese de toro por la calle varias horas por la mañana y varias horas por la tarde, ¡horror!)

Muy sencillo: darse un baño de inmersión en los blogs que los tenía muy abandonados, descubrir no uno ni dos sino tres blog que no conocía y que tienen buena pinta, comentar un montón de entradas atrasadas y considerar seriamente la posibilidad de darle algún tipo de premio a Nosu por su recomendación de película...

Ya hacía tiempo que yo tenía ganas de ver una buena película de este tipo, en blanco y negro, con más años que yo (siiiiiiiiiiiiiiiii aunque parezca increíble), en versión original (no se ofendan pero odio esas versiones dobladas...) y con dos mujeres que me en-can-tan...

La he encontrado completita en el youtube y ha sido mi planazo de sábado por la noche de semisoltería.
No voy a hablar del argumento porque si alguien no quiere verla encontrará suficientes sinopsis en la red pero si hay por allí alguien que quiera disfrutarla, dejo aquí el enlace.

Se llama The Children's Hour y es maravillosa. Las actuaciones me han fascinado, Shirley MacLaine y Audrey Hepburn están increíbles y no consigo entender cómo es posible que yo no supiera ni media palabra de esta película.

No es que yo sea una super conocedora de cine pero creía haber visto casi todo lo que estas dos actrices han hecho porque me gustan mucho. Imagino que la moralina no permitió que se proyectara en México ni que pasara por televisión... no lo sé, pero investigaré.

El caso es que este post es, como su nombre indica, para darle las gracias a Nosu por la recomendación y por darme una magnífica idea para pasar esta velada tranquila :)

Sólo un comentario final, la peli no está subtitulada pero yo he entendido bastante bien los diálogos por lo que supongo que casi cualquiera podrá entender si ponen atención... Quisiera comentar más cosas pero no la quiero destripar...

agosto 20, 2012

Memoria Histórica: reparación y reconocimiento personal

Este verano está siendo muy emotivo. Ya voy pensando en éste como en "el verano de los reencuentros" aunque no estoy segura de llamarlo así todavía. En cualquier caso el motivo de este post es otro.

Este fin de semana estuvimos de visita en casa de una amiga que vive en Faura, provincia de Valencia. Ella y su familia son parte de la familia por elección de mi güera. La verdad es que S. (la amiga de mi güera) también es parte de mi familia de elección; ella y su novia M.

Este encuentro ha sido muy emotivo porque teníamos tiempo de no verlos y en estos años han pasado muchas cosas y aprovechamos para ponernos al día. El padre de S. es hijo de uno de tantos represaliados del franquismo y su padre   fue objeto de un acto de Recuerdo y Desagravio en el marco de la Ley de la Memoria Histórica hace poco menos de un año. Desde ese día en el pueblo de esta familia, Faura, hay una placa dedicada a la memoria del abuelo de S.

Él se llamó Luis y fue alcalde de Faura durante la República... y fue fusilado el 23 de octubre de 1940, a los 33 años de edad y dejando dos hijos pequeños y una viuda. La hija tenía siete años y el hijo tres.

Su delito fue haber sido alcalde electo en su pueblo y miembro fundador del Partido Socialista Obrero Español. Cuando terminó la guerra, como nada debía, nada temió y volvió a su casa desde el frente donde le había tocado combatir. Nada más llegar, lo hicieron preso y lo condenaron a muerte. Aún estando preso, él pensaba que no lo ejecutarían. Le escribió a su esposa:

"no te apures por nada... aquí somos cerca de 70 condenados a muerte... ahora no se mata a nadie, si no esto son muertos para el mañana..."

Un año después de estas palabras lo fusilaron en Paterna y lo echaron en una fosa común. Cuando unas horas más tarde su esposa fue a visitarlo sin saber lo que había ocurrido, le entregaron sus pertenencias y una carta de despedida. Transcribo un párrafo:

"Pues bien seres queridos mi única preocupación en estos momentos es que os dejo en la miseria, pero en cambio os dejo el patrimonio más grande que es la bondad y el amor a todos porque yo no he conocido el odio ni en estas horas tan amargas para mi y para todos los seres que me amáis y por eso tenéis el orgullo de ser mis hijos."

Los restos de Luis siguen en la fosa común en Paterna. Como hay tantas personas enterradas allí resulta muy complicado poner de acuerdo a todos los familiares para exhumarlos.

El año pasado en el acto de Recuerdo y Desagravio en honor a Luis, S., su nieta y nuestra amiga, leyó algo que ella misma redactó. Como el original está en lengua valenciana me he permitido hacer una traducción:

"El primer recuerdo que tengo de mi abuelo es que al pasar por un patio situado en una calle de Faura, mi abuela Fina me dijera que él había estado allí encerrado al acabar la guerra. Guardo un recuerdo nítido de aquella mañana porque evidentemente mi abuela materna ni pudo ni quiso, imagino, explicarme cómo era posible que un hombre justo y bueno, como ella misma me lo describió pudiera acabar encerrado y posteriormente fusilado. Tengo de la infancia la clara certeza de que en mi entorno no había ningún motivo de vergüenza, pero también un mar enorme de silencio que sepultó por muchos años el nombre y el recuerdo de mi abuelo en mi vida.

Antes se decía que Europa comenzaba en los Pirineos. Bien, ahora que parece que somos europeos, alguna cosa continua comenzando al otro lado de los Pirineos y eso es la memoria.

¿Alguien puede imaginarse que el gran ejercicio de memoria histórica que hicieron los alemanes hubiera sido posible de no haber perdido la guerra el fascismo en Europa?

La gran paradoja y drama de este país es que fue el primero en luchar contra el fascismo y el último en deshacerse de él. Se perdió la guerra con las consecuencias que todos conocemos. Me pregunto si aquéllos que quieren pasar página costa del olvido y la desmemoria se creen con más derecho que un español de aquellos años a la libertad.

Si a cualquier ciudadano de este país le mencionas ahora cualquier restricción respecto al derecho a la libertad de reunión, de expresión, de pensamiento, a sindicarse, a votar, etc., se haría cruces y se ofendería frente a la posibilidad de restringir su derecho a pensar y actuar libremente. Pero la libertad real es un acto individual que requiere una gran dosis de ética. La ética enseña que la libertad de uno empieza donde termina la del otro. La ética te pone en lugar del otro y te hace reflexionar sobre las consecuencias de cualquier acto que no quisieras para ti.

Sin la memoria uno no puede reconocer en su auténtica dimensión, ni por tanto valorar, lo que tiene y cuánto ha costado conseguir. Indigna ver a los que se llenan la boca de democracia, libertad y constitución, negando con su omisión a tantos ciudadanos de diferentes generaciones de este país que pagaron un precio tan alto por la defensa y posterior carencia de estos derechos.

El olvido es la segunda derrota y por eso yo reivindico hoy la figura de mi abuelo, imagen de tantos españoles que acariciaron en momento histórico lleno de posibilidades y progreso y tuvieron la mala suerte de sucumbir desdibujados en el fango de una dictadura que ahogó por siempre sus sueños e ilusiones.

Que quede claro que no podemos llamarnos ciudadanos de justicia si no los reivindicamos hoy y siempre."


Estoy de acuerdo con S. y por eso dispongo de este espacio tan mío para reivindicar la memoria de Luis, aunque sea modestamente.



agosto 16, 2012

Conserva de tomate


Siguiendo una sugerencia de farala, rompo el silencio veraniego con algo que había publicado en el Facebook. Las fotos son del 2008 pero este año hemos hecho ya la conserva correspondiente utilizando el tomate que cultiva mi suegro... ¡para chuparse los dedos!

Necesitas:

Varios Kilos de tomate que esté bastante maduro
Un montón de frascos de cristal bien limpios
Un baño grande para hervir los frascos una vez llenos.
Agua
Paciencia


Tienes que pelar los tomates. Es más fácil si los pones a remojar en agua caliente y te ayudas con un cuchillo bien afilado. Una vez pelados, los cortas en trocitos



Cuando ya tienes todo el tomate pelado y cortado hay que meterlo en los frascos procurando que no queden huecos, ni mucho pedazo sin rellenar. Si es necesario hay que aplanar el tomate con los dedos y darle golpecitos a los botes para que se asiente bien el relleno.



Una vez hecho eso, tapas los botes procurando que queden bien cerrados para que ni pierdan relleno ni les entre agua en el siguiente paso del proceso.



Cuando ya tienes todos los botes llenos, hay que ponerlos a hervir en un baño con agua. Al principio a fuego fuerte y cuando rompe a hervir puedes bajarlo un poco para que no se derrame. Conviene ponerle un paño en la base, abajo de los botes y en la parte de arriba para que no se vayana  romper cuando choquen entre si con el burbujeo del agua en ebullición. Los dejas media hora a partir de que rompa a hervir el agua.



Una vez apagado el fuego la conserva está lista aunque me dicen los que saben que conviene dejar los botes en el agua hasta el día siguiente. Una vez secos, se guardan en algún lugar donde no les de la luz directa y si es un sitio fresco y seco, mejor. Duran mucho, hasta un año o mas...

salud! :)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails