abril 02, 2012

No gano para sorpresas

En diciembre del 2010 publiqué una entrada relatando un... llamémoslo incidente, que tuve con uno de mis vecinos. Para quien no quiera releerlo le diré  en pocas palabras que al fulanete se le saltó la cadena de los tiempos y arremetió contra mí como energúmeno porque según él mis perras ladraban mucho.

Como las clases de teatro han sido fundamentales en mi vida, no le demostré lo mucho que me desestabilizó su arranque de violencia. En el tiempo que ha transcurrido desde entonces lo he castigado con el látigo de mi desprecio mirándolo fijamente cada que nos cruzábamos y regodéandome en la manera en que él bajaba la mirada... aunque por dentro estaba yo cagada pensando si se le iría a ocurrir volver a venir a mi casa a gritarme de nuevo o peor aún, acercarse a darme un madrazo...


Ya se me había hecho costumbre la situación cuando el sábado (antes de ayer) estaba yo con mis chuchis viendo mis plantitas y veo que viene el tipo con su perra y yo, disimuladamente, decidí meterme a casa porque no tenía ganas de que mis perras se pusieran a ladrar al verlo, que él me girara la cara con gesto agrio, que yo tuviera que poner mi fachada de "paso de ti como de la caca", etc.

En eso me doy cuenta que el fulanete no sólo no se había ido sino que estaba tocando a la puerta (!!!)... entré a la casa volando y al momento ya estaba deteniendo a mi güera que ya estaba casi en la puerta para abrir y le digo:
 "Noooooooooooooooooooooo... no abras!!! es el viejo loco!!! a ver si va a venir a gritarnos de nuevo... noabrasporfavorporfavorporfavor..."

La pobre se me queda viendo con cara de: "¿qué te pasa? ¿no que muy valiente?"

Total, que después de un pequeño estira y afloja se impone la razón y va ella a abrir la puerta mientras yo hago como que sujeto a Toba... o sea, me escondo detrás de la perra más grande que tenemos...

Resulta que el tipo nos traía un saco de pienso y una bolsa de golosinas para las perras... alucinada del todo, oigo que le está diciendo a mi güera que lo lleva como un regalo de su perra para nuestras chuchis.

La sorpresa fue tal que se me olvidó que tenía miedo y para cuando me vine a dar cuenta ya estaba yo en la puerta, con el pienso y las golosinas en la mano y diciéndole al vecino en algo que pretendía ser inglés que yo no quería nada que viniera de él porque era un grosero que me había gritado...

El tipo me dijo que por favor lo aceptara y que quería disculparse. Cuarenta y ocho horas después sigo sin salir de mi asombro. No he conseguido dar con una explicación a lo sucedido. Me parece increíble que haya recapacitado y haya venido a pedir disculpas. Creo que los extraterrestres lo abdujeron y dejaron en el lugar del verdadero a su réplica bien educada. También puede ser que le hayan dicho que tiene una enfermedad terminal y esté arreglando sus asuntos... o quizá simplemente es que los mayas tenían razón y esto es una seña más del fin del mundo...




24 comentarios:

  1. Un ser humano disculpándose!!! aleluya!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, y yo que no puedo terminar de creerlo...

      Eliminar
  2. Hazle un bizcochito de regalo,en justa correspondencia a los regalos a vuestras chuchitas y te lo habrás ganado para siempre¡¡¡.
    Clica en mi nombre y te lleva al enlace. Es uno que me medio inventé y lo hago con frecuencia porque gusta mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. esto... no estoy muy segura de querer ganármelo para siempre, lo que si te digo es que ese bizcocho suena delicioso... como el fruit cake que hacía mi abuela... yumiiiiii

      Eliminar
  3. Sorpresas te da la vida, ya sabes. British polite

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Polite¿ histeria pura y dura, lo hubieras visto de energúmeno...

      Eliminar
  4. qué bien, pero por si acaso prueba todo primero con su perra, no es por ser mal pensada, pero...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo si soy mal pensada! en cuanto se fue le dije a mi güera que mis chuchis no probarán ni una bolita de ese pienso...

      Eliminar
  5. Rectificar es de sabios, incluso de ignorantes que tienen un maestro animal en casa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Admito que no me esperaba su disculpa, ojalá que sea porque ha encontrado un poco de tranquilidad. Más que nada porque tener a alguien así al lado es muy incómodo...

      Eliminar
    2. menos mal... ya estaba yo pensando que era la peor pensada del mundo, jajajajaaaaaaam, daselo porquito a poco y observa su reacción...

      Eliminar
    3. Pues ya ves que yo también soy una mal pensada. Como diríamos en México: la burra no era arisca, la hicieron...

      Eliminar
    4. Me da que lo hemos pensado todas....somos aSIN.

      Eliminar
  6. Pues qué alegría que la gente recapacite y podamos verlo, ahora bien... yo le hacía carantoñas a su perra y le daba algo de comer del regalo delante de él...porsiaca. ( vamos que he pensado igual que Marcela )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso casi igual... el casi es porque la perrita de él no tiene la culpa de nada...

      Eliminar
  7. Bueno, o quizás porque haya recapacitado y el hombre ha entendido que se comportó mal contigo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sea lo que sea, me ha sorprendido y eso es de agradecer :)

      Eliminar
  8. Pues está muy bien. Cuando abandones la perplejidad disiparás la lógica brizna de rencor, ya lo verás. Y además eres testigo de un espectáculo muy poco frecuente: El que alguien se disculpe de una manera tan generosa y franca. Eso no suele pasar. Es como hallar un trébol de 4 hojas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Será por eso mismo que no me lo creo? y mira, más que rencor es desconfianza. Cuando me gritó me pilló tan desprevenida que me lastimó y ahora me resulta complicado bajar la guardia de nuevo...

      Eliminar
  9. Le damos un margen de confianza a la esperanza de que la gente de vez en cuando es persona también??? venga! claro que sí. Me alegro de veras. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. esto... jajajajajaja
      Me has hecho recordar esta canción de Jovanotti:

      http://www.youtube.com/watch?v=SPUNm7GO7TY

      Eliminar
  10. Hay que ver en que mundo nos hemos acostumbrado a vivir que un gesto de disculpa nos induce a pensar cosas como que quiere envenenar tus chuchis, o cualquier otra história ilegal, deshonesta, falsa o traicionera.
    Y como no le vi de energumeno no podria opinar ahora pero
    démosle una oportunidad, digo yo, aunque claro quien aconseja no paga, ;)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si esto lo hace a él sentirse más en paz, mejor para él y si, la vida actual nos hace ser MUY desconfiados. Reconozco que yo soy bastante más de lo que parece...

      Eliminar
  11. Es el de la casa con piscina? Salúdale que en cuanto vaya para allá me tiro de cabeza!! jejejeje

    En serio, si le dais pienso a las perras poquito a poco que no me fío ni medio pelo!! Y a Laikita la última por si acaso!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails